“Este aeropuerto está como un vuelo retrasado que no despega. Es importante que se corrijan las más de cinco mil observaciones que tiene esta obra que es la puerta de entrada al país”, señaló el Contralor Gerardo Solís, luego de la inspección a la Terminal 2 (T2) del Aeropuerto Internacional de Tocumen.

El Contralor fue recibido por el gerente General, Raffoul Arab; el presidente de la Junta Directiva del Aeropuerto Internacional de Tocumen, Juan Antonio Ducruet, ingenieros y contratistas del proyecto. Por su parte, el Contralor estuvo acompañado por su equipo de trabajo conformado por el director de Ingeniería, José Vence y la secretaria General de la Contraloría, Zenia Vásquez.

El recorrido incluyó las áreas del vestíbulo de salida, la sala de tomógrafo, carrusel de entrega de equipaje, las cinco puertas de abordajes que operan desde la Jornada Mundial de la Juventud 2019 y el pasillo conector entre la terminal uno y dos, con el que se proyecta ampliar por la estimación de crecimiento de pasajeros al 2030 de 25 millones de viajeros, afirmó el gerente General de Tocumen, Arab.

La T2 estaba proyecta para ser entregada en el 2018, sin embargo, debido a retrasos no se pudo cumplir con el tiempo previsto.  Actualmente cuenta con un 90% de avance y deberá finalizarse para el primer semestre del presente año, explicó el presidente de la Junta Directiva del Aeropuerto, Juan Antonio Ducruet.