La Contraloría General de la República ordena audito a la planilla 172 de la Asamblea Nacional de diputados para verificar el cumplimiento de las disposiciones legales y constitucionales.

Es importante aclarar que esta entidad fiscalizadora ha refrendado las planillas con cargo a la partida 172 que es parte del presupuesto aprobado del Órgano Legislativo por un monto aproximado de 8.0 millones.

En esta fase del control previo se verifica la asignación presupuestaria y los requerimientos que disponen las normas vigentes para este tipo de contratación, específicamente que no exista dualidad e incompatibilidad de los servidores panameños contratados, tal como lo establece el artículo 76 de la ley 110 de Presupuesto General del Estado para la vigencia fiscal de 2020.

Posteriormente, y en fiel cumplimiento de la labor de fiscalización a la que está llamada esta entidad ordenamos el control posterior que implica la revisión objetiva de toda esta materia de contratación.

El Contralor Gerardo Solís, aclara que bajo esta Contraloría no existe, ni existirá una “planilla Cash back”, como cabía la percepción del pasado, ya que ahora hemos implementado controles para evitar esta mala práctica, es por esto que en una acción de transparencia ordenamos la fiscalización y control posterior a esta planilla bajo un alcance de enero de 2020 a la fecha.

“En el control posterior verificaremos si en efecto el personal contratado por la Asamblea Nacional bajo esta partida ha cumplido con los servicios profesionales, de modo que la población tenga la certeza de que no son botellas”, indicó el Contralor.