Contraloría no refrendará ni apadrinará compras irregulares

Para honrar la transparencia en la compra de bienes y servicios que tramiten las entidades públicas ante la emergencia por el coronavirus, la Contraloría General de la República aprobó la Guía de Fiscalización para examinar la documentación que respalde los trámites amparados bajo el Procedimiento Excepcional de Contratación por urgencia evidente y el Procedimiento Especial de Adquisiciones de Emergencia regulados por la ley de Contratación Pública.

La guía, que se adoptó el propio 13 de marzo cuando el gobierno nacional decretó el Estado de Emergencia Nacional, entró a regir este viernes 27 de marzo con la promulgación en la Gaceta Oficial 28990-A de la fecha y se extenderá mientras dure el Estado de Emergencia Nacional.

Toda orden de compra o contrato para adquirir bienes o servicios tendrá que contar, previamente, con la aprobación de la Autoridad Competente para acogerse al Procedimiento Excepcional de Contratación por urgencia evidente o el Procedimiento Especial de Adquisiciones de Emergencia.

En ambos procedimientos, contratos y órdenes de compra por urgencia evidente, se verificarán cuatro parámetros que van desde la oferta presentada por el contratista o se evidencie la adquisición mediante el Catálogo Electrónico de Bienes y Servicios, que se aplique el monto correcto y que se haya aportado la Fianza de Cumplimiento en los casos que se requiera.

El director nacional de Fiscalización General, Jorge Luis Quijada fue firme al asegurar que “en la labor facilitadora, toda compra de bienes o servicios que incumpla con la Guía de Fiscalización o que se le detecten irregularidades no contará con el refrendo de la Contraloría”, en ese sentido, toda persona que cuente con evidencias de malos manejos en compras de bienes o servicios durante esta emergencia tiene la obligación ciudadana de denunciar el hecho formalmente ante las autoridades de la entidad gestora como a la propia Contraloría General de la República para hacer cumplir con el debido proceso que cada caso amerite.

Para el refrendo de pagos, la Contraloría verificará que el expediente esté completo con el Aviso de Operaciones y paz y salvo vigentes, la gestión de cobro con retenciones correspondientes, el nombre del beneficiario igual a la orden de compra, la partida presupuestaria debidamente comprometida y devengada, el recibido conforme, el cheque contenga el nombre del contratista y el monto correcto y que la factura cumpla con las disposiciones legales vigentes.

Los fiscalizadores de la Contraloría podrán refrendar la orden de compra, el contrato correspondiente y los pagos pactados, pero el servidor público de la entidad contratante autorizada será el responsable de asegurar que se cumplan todos los requisitos legales y los parámetros de la Guía de Fiscalización, incluyendo el recibido conforme para efectos del audito posterior.